Ganas de recorrer mundo

Aviso importante para la generación del viajero empedernido: este verano no olvides tu mochila gimena

Si a día de hoy te dijeran que no puedes salir de España en tu luna de miel no cabrías en ti del asombro. Vamos, que ni te lo planteas. Ya no nos conformamos con unas tranquilas vacaciones en la playa más cercana, queremos aventura, riesgo y civilizaciones desconocidas. Lo queremos todo y además lo queremos guay.  Por eso ese “viaja cómoda y mona” fue el germen de las mochilas gimenas, que este año se reinventan y se revelan más intrépidas que nunca.

Mochilas gimenasQueda ya poco para que llegue el verano y la gente empieza a elegir destino. Este post va de eso, de destinos de viaje, de alojamientos y tendencias y cómo ha cambiado nuestra manera de viajar, tanto en cantidad como en calidad. Cada uno de mis textos lleva una banda sonora. Este lo escribí escuchando a “The Lumineers”. Vamos a ello.

Hoy viajamos antes, durante más días y más lejos

 Recuerdo cada detalle del viaje de novios de mis padres, por foto, claro. Fue a Palma de Mallorca, año 1977. Por aquel entonces no solo estaba súper de moda sino que era lo más. A su edad yo ya había recorrido media España, viajado al extranjero y montado en avión más veces de las que puedo recordar. Es oficial, los tiempos han cambiado y hoy viajamos antes y más lejos.

Es verdad que seguimos moviéndonos más dentro del país pero en 2015 casi un millón de españolitos viajamos al extranjero. El miedo a volar está completamente demodé o más nos vale porque hoy en día 1 de cada 7 personas elige el avión como medio para viajar.

Mis abuelos cogieron el primero, también para ir a Palma de Mallorca por cierto (será cosa de familia), con casi 60 años; yo me desvirgué en la materia con solo dos añitos y mi sobrino de 3 años ya ha hecho viajes transoceánicos. Tan simple como eso. Podría decir que el 70% de mis amigos conocen Nueva York e incluso han estado varias veces. ¿Increíble? Pero muy cierto. (A mí me toca este año, por cierto)

Ahorramos menos pero invertimos más en viajar, quizá porque los horarios de trabajo nos esclavizan tanto que no queremos quedarnos con el “de casa a la oficina y de la oficina a casa”.

Los destinos más “in” del año

Cada año cuando llega marzo empiezo a tantear destinos veraniegos entre mis amigos y qué casualidad, nadie me dice que se va a Cuenca (todos mis respetos a los conquenses). No sé si apuntamos más alto pero seguro más lejos, porque elegimos lugares de lo más variopinto:

Desde Jordania a Filipinas, estos son los 17 destinos más suculentos del año según los bloggers de viajes españoles:

Srilanka, Vancuver, Boston, Noruega, Japón, Costa Rica, Brasil, Reunión, Bulgaria, Mai Chau, Petra, Filipinas, Midi-Pyrénées, los Alpes del Sur de Nueva Zelanda, Rumanía y Panamá. (lee el artículo completo aquí).

 

Brazil Brazil Vancouver

Vayas donde vayas, no olvides tu gimeno

No solo por el hecho de ir mona sino porque cada viaje tiene un aura particular. Por eso no llevo la misma ropa a un destino que a otro, ni tampoco los mismos bolsos pero siempre una mochila gimena. Este año al formato de siempre se suma uno nuevo que además de ser muy molón, para qué negarlo, es muy práctico y versátil y tiene un espíritu muy aventurero.

Las dos nuevas incorporaciones son la “Mochila escapada” y la “Mochila Smiley”, ambas un poco inspiradas en aquella tendencia macuto que tanto marcó mi paso por los 90.

Mismo formato y mismas comodidades: bolsillo interior con cremallera, asas intercambiables que convierten tu mochila en bandolera… esos pequeños detalles que tanto me gustan.

Y otra gran característica: están elaboradas en un algodón de primera calidad que es un gustazo. Además de ser muy resistente y algo rígido permite que la laves en lavadora a la vuelta del viaje.

No sé si diseñé estas mochilas con el deseo de viajar más o como necesidad para mis escapadas ya existentes pero lo cierto es que desde que tengo la mía mis viajes son más guays.

mochilas gimenasInternet, gracias por existir

Llevan años diciéndolo pero Eurostat lo hacía oficial el año pasado: sin internet no somos nadie. Según sus datos ya en 2014 los europeos comprábamos la tercera parte de nuestros billetes de avión a través de internet; hay que tener en cuenta que no todos tenemos 30 años…

Y no sólo eso, también nos atrevemos con el alojamiento, casi la mitad la contratamos online y la pagamos por internet. A la cabeza de los internautas viajeros está Suecia, para variar, y los españoles estamos todavía en la mitad de la tabla, pero bueno, ahí vamos.

Buena culpa de ello lo tiene, obviamente, el hecho de que por fin las empresas se hayan sumado el mundo online. Pero aunque parezca mentira todavía no todos tienen web.

 

De Erasmus a Imserso: viajar no hay edad

Eso es algo que ha quedado comprobado: viajar no tiene edad. El 20% de los turistas europeos tiene más de 65 años. Y algo que me fascina: ¡no hay límite de edad para ser Erasmus! Hace un par de meses una amiga se fue de Erasmus a Lisboa, con 29 años. Compartir piso con jovenzuelos, volver a la universidad y reciclaje profesional: olé tú, querida @picurabicu. Desde que me lo dijo tengo un nuevo propósito: hacer el Erasmus que nunca hice, total, la edad ya no importa.

Como dato oficial, que no ensoñaciones mías, diré que en 2015 los viajes de estudios crecieron más de un 15% y los padres cada vez se atreven con destinos más lejanos y periodos más largos.

Adiós al monopolio del hotel

Lejos de disminuir las opciones de oferta aumentan y cada vez son más quienes optan por alquilar un apartamento en lugar de ir al típico hotel. Renovarse o morir, la hostelería también está dando su vuelta de tuerca y a los clásicos se suman nuevas opciones:

Hotel. Clásico y tradicional. Pase lo que pase, siempre quedará el hotel.

Motel. ¿Sabías que su origen viene motor + hotel?

Casa rural. Cada vez tiramos más al campo, estas son las mejores casas rurales de España.

Eco hotel. Reducen el impacto ambiental, usan energías renovables y sirven alimentos orgánicos. Para muchos se está convirtiendo cada vez más en una alternativa ganadora.

Airbnb. Un boom que va a más. Aunque algunas ciudades ya están achacando a esta web la subida del alquiler todos seguimos consumiendo y consumiendo.

– Camping Luxe. El mundo camping también puede ser glamouroso y sin duda muy buena opción si no llevas la cartera llena, aunque también los hay para ricos.

El caso es que en 2015 el alojamiento no hotelero fue siete veces mayor que el hotelero, lo que demuestra que cada vez barajamos más alternativas a la hora de viajar y la tendencia sigue en aumento.

 

Porque somos la generación del viajero con estilo

Es evidente que el mundo de internet copa nuestra vida entera y más aun cuando lo que nos rodea es bueno y bonito. Ni que decir tiene que Instagram está plagado de viajes, escapadas de ensueño y estampas paradisíacas. Sí, somos la generación del viajero empedernido, el turista 2.0, que narra y fotografía cada destino de viaje; con su parte buena y su parte mala. Pero también diré que la globalización ha hecho que ya desde pequeños alimentemos esta necesidad de sumar en vez de restar, al menos en mi caso ha sido así. Así que mi consejo es hagas un buen plan de ahorro y te sumes a la corriente viajera.

Elige destino, planea un viaje de ensueño y no olvides meter la mochila gimena en la maleta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *